13 de agosto de 2005

El mosquito del juego o la ludopatía:

El blackjack y muchos juegos de azar tienen una característica que mucha gente le llama la “suerte de principiante”. Muchas veces he visto muchachos muy jóvenes que van a las casas de juego y se sientan por primera vez en una mesa de blackjack y por alguna razón misteriosa ganan y ganan y ganan… no importa como jueguen. Después lo he visto volver y pierden y pierden y pierden…. Y se emborrachan, culpan a todo el mundo de que pierden, piden prestado, le deben a todo el mundo y de repente no los ves más.

En el caso de adultos con poder adquisitivo esto es peor y la mezcla del alcohol con el juego es la peor de todas.

Otro problema muy serio es cuando un jugador comienza a perder. La mayoría de las personas tienden a apostar más y mas y mas para intentar recuperarse y lo que pasa es que mientras mas a puesta mas pierde. Cuando las cosas no están bien y las probabilidades no están de nuestro lado debemos tener la voluntad de jugar la apuesta menor permitida y si se ve que uno sigue perdiendo, simplemente uno debe pararse y volver otro día, descansado y lúcido.

Yo mismo que me considero un jugador muy controlado me he visto en varias oportunidades en esa situación. Pero tengo la suerte y la dicha de tener una esposa excepcional (y que comparte mi gusto por el blackjack) que está pendiente de cuando me pica el mosquito y me dice al oído: “…Amore, como que estas cansado, porque no nos vamos a dar una vueltita, tomar un café…..” y milagrosamente despierto del letargo causado por el veneno del mosquito……..

No hay comentarios.: