17 de agosto de 2005

La composición del mazo

Los estudios y análisis de Thorp y el desarrollo práctico de Uston encontraron un hecho fundamental en el Blackjack:

“…La información disponible de lo que ha pasado (las cartas que han salido) puede suministrar información confiable de lo que puede pasar en el futuro…”

Para explicar lo anterior veamos un ejemplo en una situación imposible:

Suponga que usted esta jugando Blackjack solo contra el crupier en una mesa donde se juega hasta el final del zapato; e imagine que usted supiera que sólo quedan 6 cartas: cuatro “8” y dos “7”. Usted debería apostar el máximo posible porque no hay manera de perder. No importa cuales dos primeras cartas usted reciba, usted se “queda” y el crupier se “pasa”.

La situación anterior nunca va a suceder en la realidad, pero muestra, que si existe alguna forma de hacer seguimiento a las cartas que han salido, (por lo que se sabe cuales quedan en zapato) el jugador tendrá una posibilidad de ventaja frente a la casa..

Los mismos estudios determinaron el hecho matemático que si la cantidad de cartas de alto valor (“9”, “10” y “Ases”) predomina en el grupo de cartas que quedan por repartir, las probabilidades son a favor del jugador, en estos casos se dice que el zapato tiene “Una Composición Positiva” y si las cantidad de cartas de bajo valor (“2” al “6”) es la que predomina en el grupo de cartas que quedan por repartir, las probabilidades son a favor de la casa, es estos casos se dice que el zapato tiene una “Composición Negativa”.

La explicación a lo anterior es que el crupier debe “pedir carta” si su mano es menor o igual a 16 y el jugador tiene la posibilidad de “quedarse” cuando lo desee. Un zapato cargado de cartas bajas y con pocas cartas altas permite que sus manos lleguen a valores altos sin “pasarse” y ganarle a los jugadores que se quedaron con manos bajas de 16 o menos. Por otro lado, un zapato cargado de cartas altas hará que el crupier se “pase” mas frecuentemente y al mismo tiempo los jugadores recibirán mas manos fuertes de de valor mayor a 19.

Si se domina alguna técnica para determinar la composición del zapato, es decir cuan “positivo” o “negativo” está, entonces se tendrá una poderosa herramienta para determinar en que momento las probabilidades están a favor o en contra del jugador, lo que le indicará el momento apropiado de incrementar o reducir su apuesta.

La información de la composición del zapato también le permitirá al jugador hacer pequeñas modificaciones a la estrategia básica por ejemplo, si un mazo tiene una composición positiva, y el jugador recibe una mano de “12” y el crupier tiene un “3”, se debería “quedar” en vez de “pedir” que es lo que indica la estrategia básica. La razón es que en esta oportunidad, la probabilidad de que el crupier reciba un par de cartas altas y se “pase” es muy alta.

No hay comentarios.: