19 de septiembre de 2005

Luz al final del túnel


Hoy fui a jugar en un sitio que no conocía, ilegal como todos en Caracas, pero al menos no me hicieron trampa. Pero OJO, noté que la pesa del zapato no desliza y el dealer tiene que golpear el zapato o empujar la pesa, eso significa que alguien hace trampa en algún momento.

Uno de los dealer contra el que jugué era conocido y “zorro viejo” pero se portó bien, los otros dos eran demasiado novatos para hacer trampa.

Jugué, comí bien y regresé a casa con una buena ganancia…..

1 comentario:

Anónimo dijo...

Bueno, yo trabajé como croupier (no en Caracas)y tengo que decir que en el casino donde trabajé nunca se hacen trampas.
Y el sabot (zapato) a veces no te deja bajar bien las cartas y punto, no es que se haga trampa.