28 de noviembre de 2005

¡Yo también pierdo (a veces)!

El hecho de que uno domine técnicas de juego avanzadas como contar cartas, hacer seguimiento de barajas, conocer las condiciones de juego, tácticas de distracción y cualquier artimaña válida para ganar, no es garantía de que usted va a obtener resultados satisfactorios cada vez que se siente a jugar en una mesa de Blackjack.

Lo que los seres humanos comunes y corrientes le llamamos suerte, tiene un nombre muy específico en las matemáticas de las probabilidades que se llama la variancia. Cada mano que usted juega en blackjack tiene una probabilidad de ser ganada (o perdida) que depende fundamentalmente de las cartas que quedan en el zapato y la forma en que ellas estén distribuidas en él.

Si uno domina técnicas avanzadas de juego, variará el nivel de la apuesta según sean las condiciones de ventaja o desventaja que nuestro sistema de juego determine. Veamos un ejemplo: Supongamos que ya se has jugado una 5 rondas de un zapato y mi sistema me dice que las probabilidades están a mi favor y que debo subir la apuesta 8 veces. Si estaba apostando 10, de repente voy a apostar 80 porque hay grandes probabilidades de que esa mano la voy a ganar.

Lamentablemente, el hecho de que la probabilidad de ganar la mano es alta, también significa que hay una probabilidad (aunque sea menor) de que puedo perder esa mano de 80! La variancia (suerte) es precisamente esa, es muy probable que la gane, pero puedo perderla también. Si ese no es mi momento de “suerte”, voy a peder esa mano y los 80 que aposté también.

Lo interesante de toda esta cuestión es que oportunidad de subir la apuesta se va a repetir varias veces en el tiempo. Y cada vez que se presente, yo voy a subir la apuesta, lo que les puedo asegurar es que a lo largo del tiempo yo ganaré esas manos mas veces de las que las perderé, y eso es lo que al final va a representar mi ganancia neta.

Es por eso que si uno juega con ventaja, no se desespera porque una noche las cosas no salieron bien, mañana, o tal vez dentro de un rato, o en un mes, las cosas van a cambiar y esa pérdida de manos pesadas, las voy a recuperar y al final voy a obtener ese pequeño margen que predicen los cálculos matemáticos.

Quiero que quede bien claro que la única forma de ganar grandes cantidades de dinero, es apostando grandes cantidades de dinero, y siempre jugando con ventaja. Para apostar grandes cantidades de dinero, hay que tener dinero, o hacerlo poco a poco, jugando menos cantidad de dinero. Utilizando las técnicas mas avanzadas, tal vez se llegue a ganar el 1% de lo que se apuesta. Veamos una simple cuenta:

  • Suponga que usted es un experto y puede ganar el 0.57% de lo que apuesta utilizando el sistema de apuestas Hi Lo con todas sus variaciones y técnicas.

  • Suponga que usted juega 5 veces a la semana 5 horas cada vez. Esto significaría un promedio de 70 manos por hora, unas 350 manos por día, 1750 manos a la semana, 8750 manos al mes.

  • Utilizando un programa especialmente diseñado para calcular márgenes de juego en Blackjack se determina lo siguiente: Si juega en con mínimo 5(Dólares, Euros, Pesos, o miles de Bolívares…) y con un rango de 5 a 80, ganará un promedio de 14.31 por cada 100 manos jugadas. En un mes habrá ganado la miserable cantidad de 1252.00 Pero para poder ganar eso y poder cubrir las malas rachas necesitara tener en el bolsillo un capital mínimo de 5813.00.

  • Si va a jugar con un mínimo de 25 y un máximo de 400, entonces va a ganar un promedio de 71.55 cada 100 manos, es decir, 6221.00 por mes, pero necesitará un capital mínimo para cubrir las malas rachas de 29069 (¡muchos Bolívares!).


¡Para ganar dinero hay que tener dinero y saber como utilizarlo!

Tampoco me desespero cuando veo unos jugadores que no tienen ni la menor idea de éste juego, que hacen las jugadas mas absurdas y ridículas, que suben la apuesta en los momentos que mi sistema dice que es el peor, y esa noche se ganan una fortuna. La variancia también existe cuando las probabilidades no están a favor. Ese jugador, tarde o temprano, perderá ese dinero que ganó y mucho más, a menos que la “dicha divina”, esté siempre a su lado. (lo creen ustedes?)

¡Viva el blackjack!

3 comentarios:

Hombre-Extremo dijo...

Esto que mencionas al final es lo que llaman "suerte de principiantes", que tienen algunos principiantes. Lo que sucede es que también hay otros principiantes a los que les va mal, emparejandose un poco la cuestión. A la larga, las estadísticas hacen lo suyo en ambos bandos.

protheus dijo...

A veces siento que el dealer (y su casino) son un depredador y el jugador la presa, y que solo con paciencia e inteligencia esa presa saldrá con ganancias.

Anónimo dijo...

Hola carlos he buscado sobre el tema del auto control.. aveces tengo mis pelones y no se que me pasa salgo de mis cabales y mas de una vez he perdido TODO en una mesa hasta lo que he ganado en media hora lo dejo en medio zapato.. dejo de razonar y por perder 3 manos seguidas asi sea de 10 mil me entubo y no se que me pasa ASI ESTE GANANDO UN CAMION.. espero tu respuesta gracias

Andrew