19 de diciembre de 2005

¿QUÉ TIENE QUE VER EL AMOR CON ESTO?

Esta es lectura para el alma, sirve para el juego y para toda la vida!


WHAT'S LOVE GOT TO DO WITH IT? By Bishop Snyder (Blackjack Forum Vol. XXIV #3, Summer 2005) © 2005 Blackjack Forum

¿QUÉ TIENE QUE VER EL AMOR CON ESTO?
Por Bishop Snyder.

Un ambicioso nuevo contador de cartas me preguntó cual creía Yo que era el rasgo más importante para garantizar el éxito de un jugador de Blackjack. La mayoría de los profesionales que conozco son muy buenos con las matemáticas y la memoria. O por lo menos han trabajado en ellas para volverse más hábiles que la mayoría de la gente. Pero conozco algunos jugadores muy exitosos que están muy lejos de estar excepcionalmente dotados en esas áreas, y ellos serían los primeros en admitirlo.

“Entonces, ¿consideras que el arte del engaño es lo más importante?” Preguntó él. “¿al final todo es lograr engañar a la gente en las mesas?”

“Bien,” dije “el arte de engatusar es importante, también, pero no es el factor más importante.”

“Entonces tienen que ser las conexiones,” dijo él. “Tienes que conocer a la gente correcta, ¿cierto?”

“No” respondí. “Eso no tiene nada que ver.”

“Pero si no conoces a la gente correcta” dijo él, “nunca vas a aprender los métodos secretos que están usando los profesionales. Y al final es eso a lo que llega todo, ¿verdad?... ¿conocer los grandes secretos?”

“Bien, no realmente.” Le respondí.

“No me vengas a decir que es el dinero,” dijo él. “No quiero creer que al final todo depende de tener un gran fondo de juego. Eso es deprimente.”

“No, no. No es eso. Estás siguiendo el camino equivocado con ese razonamiento. Yo creo que el factor más importante que contribuye al éxito de cualquier jugador –y creo que ningún jugador podría llegar muy lejos profesionalmente sin él- es el Amor.”

“¿Amor?” Dijo él. “¿Qué tiene  que ver el amor con esto?”

“Tienes que amar el ganar.” Le respondí.

“¿Estás seguro que estás usando la palabra correcta Arnold?”

“Si hubiera una palabra más poderosa,” le dije “la usaría., pero es la única palabra adecuada. Nick el griego dijo una vez que mejor que jugar y ganar era jugar y perder. No es extraño que haya muerto en la quiebra. Ningún jugador profesional exitoso podría haber dicho semejante tontería. No se quien dijo que ganar no es lo más importante, es lo único que hay. Sin embargo se que esa persona sería la que pudiera lograrlo como un jugador profesional. Un jugador profesional no quiere simplemente ganar. No tiene solo esperanzas de ganar. No le gusta simplemente ganar. Él ama ganar. Y lo ama tanto que no puede vivir sin ello.”
Si un jugador me dice que quiere ser un jugador profesional más que cualquier cosa en el mundo, puedo predecir su oportunidad de éxito en una corta conversación, solo haciéndole unas pocas preguntas sobre su vida. Tú puedes predecir tu oportunidad de éxito en el juego si lees los siguientes párrafos con cuidado, considerando como se aplican a tu persona…

Cada jugador exitoso que conozco ha pasado su vida ganando. Y no ganaba porque tuviera suerte. Ganaba porque era lo único en el mundo que le producía alguna clase de satisfacción. Cuando de niño jugaba monopolio, ganaba. Si hacía algún deporte, ganaba. Si hacía un proyecto en la feria de ciencia, ganaba.

Pero no crean que un jugador exitoso gana toda su vida porque es bueno en todo, no lo es, y lo sabe. Se la pasa ganando porque concentra su tiempo y energía en aquello en lo que quiere ganar. A menudo elige cosas en las que ya es bueno. Si es bueno en los juegos de video y le gustan los juegos de video, su vida completa girará en torno a ellos. Le podría importar menos sus notas en el colegio, dado que puede vencer a cualquier chico en su colegio en un Playstation. Los jugadores exitosos suelen ser egoístas. Ellos hacen disfrutan haciéndolo y no pierden su tiempo haciendo nada más. De hecho, si no es especialmente bueno en los video juegos –no tiene la coordinación ojo-mano natural- pero le gusta jugar video juegos mas que nada, se obsesionará en conseguir las habilidades necesarias para vencer a cualquier niño de su cuadra en el juego que le gusta. Ningún niño normal se imaginaría las horas que tiene que invertir para que el ganar parezca fácil.

Los jugadores profesionales suelen ser adictos al trabajo. Pasan todo el tiempo que están despiertos planeando su próxima victoria. Mentalmente nunca dejan de moverse en dirección de sus metas. Si juegan poker, en los momentos que no están en las mesas están repasando las manos mentalmente. Ganar es tan importante, que el apostador se rehúsa a gastar su tiempo en alguna actividad en la que no pueda ganar. Si le gustan los estudios, entonces va a Harvard, Stanford o MIT. Y muy probablemente vaya becado. Si no le importa mucho el estudio, pues estará coleccionando trofeos de bowling o ganándole a los tiburones en las mesas de pool. Se conforma con C’s y D’s en el colegio porque no va a reventarse trabajando por B’s en algo que no disfruta. En lo que sea que haga, va a ganar.

¿Quién dijo que no importa ganar o perder, sino competir? Ciertamente no un jugador profesional.
La mayoría de las personas son programadas a través de su vida para aceptar el ser perdedores. Ellos probablemente tienen varios talentos, áreas en las que naturalmente son buenos, pero no se enfocan en esas áreas. Siguen los planes puestos por sus padres, escuelas y  grupos de amigos. Si sacaban muchas A’s y B’s en el colegio, pero C+ en Física, pues se apretaban el cinturón y la llevaban a B-. Aún si odiaban la física. Los perdedores luchan por ser “bien balanceados.” Los ganadores se concentran en dominar las áreas de sus fortalezas. Les importa un pepino ser bien balanceados. Quieren ganar en lo que hacen.

Cuando hablamos de juegos de Casino, los profesionales no buscan juegos en los que puedan obtener una ligera ventaja. Ellos buscan juegos que puedan aplastar. Quieren destruir un juego, aniquilarlo, matarlo. Y así es como describen sus hazañas.

Bien, ¿has pasado tu vida ganando? No me importa en que has estado ganando, y no tiene que ser el juego. Puede se Scrabble, Dardos o salir con chicas. ¿Has estado ganando toda tu vida en lo que haces?
Si entras a un casino esperando tener una ligera ventaja sobre la casa y quizás ganar algo de dinero, eso es como apuntar a sacar B’s en todo en el colegio. Quizás hagas algo de dinero en las mesas, pero yo no apostaría a que lo logres como un profesional. Si quieres aplastar el casino, destruir el juego que ofrecen, matarlo –pues emociones como esas solo pueden venir de una sola cosa- Amor.
Y no hay otra palabra para eso.

Traducción por:
Rafael E. Meneses A.

2 comentarios:

protheus dijo...

carlos. ¡me identifico totalmente con Snyder! Amo ganar.

Y he pagado el precio que eso supone.

Feliz Navidad, amigo.

El año próximo nos sentaremos a jugar.

Hernan dijo...

Buenisimo el articulo... hacer las cosas con amor es ganar. Un saludo!