8 de junio de 2006

La etiqueta del juego

A petición de un lector:

El Blackjack es un juego social donde el jugador se sienta junto a otros que por lo general no conoce y no está de más seguir algunas reglas mínimas de etiqueta.

Trato al crupier:
El crupier también es un ser humano que al final solo es un empleado del casino. Su trabajo es difícil y es justo que se le te trate como tal. El no tiene la culpa de que el jugador pierda o gane, aunque hay que reconocer que en general algunos de ellos tienen momentos en donde todo les sale bien (a favor del casino). Los supervisores están muy pendientes de esos detalles y si alguna mesa está perdiendo, no se extraña que de repente aparezca un nuevo crupier que ha estado “ligando” toda la noche.

No culpe al crupier de su propia mala suerte el solo saca las cartas del zapato. Ellos son humanos y pueden equivocarse al momento del pago, reclame amablemente.

Los crupier se merecen una propina y ésta debe ser algo ponderado entre un premio por su simpatía y amabilidad y el monto que el jugador está ganando. Es recomendable dar una propina eventual a crupier aunque se esté perdiendo, mas aún, si el jugador frecuenta el sitio.

Entrar y salir de la mesa y cambiar fichas:
No es conveniente interrumpir el crupier en medio de una ronda de juego para comprar fichas, se debe tener paciencia y esperar que termine la ronda.

Si desea entrar en una mesa de apuesta fuerte, pregúnteles a los jugadores que están en ese momento, si desean que usted espere hasta el comienzo del próximo zapato. Usted agradecería esta actitud si fuese el que estuviere sentado en medio de una racha ganadora.

Fumar:
Si usted fuma, respete a los que no fuman. Bote la ceniza en los ceniceros, no deje un lado los cigarrillos prendidos de manera que el humo moleste a los otros jugadores.

Actitud frente a las jugadas de otros:
Si a usted no le gusta la forma en que otros juegan, no intente modificarla a menos que usted tenga confianza o conozca a la persona.

No culpe a los demás ni a su forma de juego por sus posibles pérdidas, la estadística demuestra que eso simplemente no influye.

Si por algún motivo usted se molesta por el juego de los demás, simplemente párese de la mesa.

Si le piden consejo, aclare que eso no es garantía de ganar.

Coloque vasos y tazas llenas en sitios seguros para evitar derramar su contenido en la mesa o sobre otros jugadores.

Si alguien le reclama por su forma de juego, evite responder o dar explicaciones técnicas. Si la situación se pone complicad, llame a un supervisor. (esa no la cumplu, soy terriblemente mal educado y grosero contra los que se meten en mi juego)

Viva el blackjack!

4 de junio de 2006

Casinos de Puerto La Cruz, Venezuela


Este fin de semana fui a hacer un corto viaje para jugar en Puerto La Cruz, a 330 Km. desde la puerta de mi casa hasta la puerta del hotel donde llegué. Esta bella ciudad en un sitio privilegiado de nuestro Mar Caribe me trae muchos recuerdos algunos de los cuales comentaré en mi otro blog.

Hay 3 casinos uno totalmente legal y dos de dudosa legalidad, aunque funcionan abiertamente. Pude visitar 2 de ellos que son los que motivan este artículo.

Gran Casino Puerto La Cruz, hotel Hesperia:
Es un casino legal, bien decorado e iluminado, con un área de máquinas tragamonedas pequeña pero con máquinas modernas. El sector de las mesas es amplio y cómodo predominando las mesas de Poker Caribeño, (el juego mas popular por estos lados, el que yo llamo juego de los flojos mentales y de la pérdida segura) y 5 mesas de blackjack. Las dos oportunidades que fui estaban abiertas 3 de las cuales una era de mínimo Bs. 5.000 y máximo Bs. 150.000 ($2,50 a $75) y las otras dos de Bs. 10.000 a 250.000 ($5 a $125). Hay mesas de ruleta con doble cero y un salón VIP con una mesa de Bakará, una de Poker Caribeño y una de Blackjack, estaba cerrado y no pude averiguar los límites de juego en esas mesas.  Las reglas son las siguientes:

  • 6 mazos.

  • Profundidad de la carta de corte: Dependiendo del dealer entre 65 y 75% el promedio es alrededor de 70%.

  • El dealer se da una sola carta y completa el juego después que todos los jugadores terminen sus jugadas. (NHC).

  • En caso de que el dealer logre blackjack y el jugador ha doblado o abierto pares, éste solo pierde la primera apuesta (se pierden las manos pasadas) (OBO).

  • Se puede abrir pares hasta lograr un máximo de 4 manos (excepto ases donde se recibe una sola carta por cada As y no se pueden reabrir ases).

  • Se puede doblar después de abrir (DAS)

  • Se puede doblar cualquiera dos primeras cartas (DA2)

  • El jugador se puede rendir con sus dos primeras cartas siempre y cuando el dealer no tenga una as. (ES10)

  • El dealer se planta con 17 duro (S17)

  • Se puede jugar solo en la mesas un solo puesto (en muchos lugares en Venezuela es obligatorio jugar un mínimo de dos puestos si uno se queda solo en la mesa).

  • No hay incremento del mínimo si uno juega más de un puesto, tampoco es obligatorio jugar la misma cantidad en todos los puestos abiertos. (Hay casinos donde si los jugadores desean jugar múltiples puesto, son obligados a apostar como mínimo tantas apuestas mínimas como puestos abra.).

  • Se ofrece la jugada del seguro cuando el dealer muestra un as pero con una modalidad que yo nunca había visto. El jugador puede asegurar en cualquier momento antes de que el dealer comience su juego, es decir, los jugadores pueden asegurar después de haber realizado su jugada o por ejemplo, si ha recibido varias cartas puede asegurar antes de pedir una más.

Estas reglas son muy buenas comparadas con lo que yo estoy acostumbrado a jugar y de hecho, superan a la mayoría de los casinos que conozco en Aruba y Curazao.

El sitio es muy seguro, se juega limpio, los dealers muy diestros, rápidos y son cambiados cada 45 minutos. El barajo es siempre el mismo, dividiendo el grupo de cartas en 8 subgrupos y mezclándolas en forma cruzada 3 veces. Las dos veces que fui el sitio no estaba lleno ni las mesas copadas, pude jugar solo un tiempo aunque la presencia de jugadores de origen oriental (chinos) es impresionante. La primera noche jugué dos sesiones de 2 horas con un descanso de 30 minutos entre ellas, llegué a las 10 de la noche y salimos a las 2,30 AM. El segundo día jugué 3 horas, desde las 7,30 PM las 10,30 PM. Todas las sesiones fueron ganadoras utilizando un rango de apuesta de 12 : 1 con mínimo de Bs. 10.000.

No son muy espléndidos en lo referente al servicio de bebidas y comidas, los refrescos, el café y las cervezas son gratis, el resto debe ser pagado por el jugador.

Casino Sala VIP Caribean Mall.

Este es un casino que se encuentra anexo a una sala de bingo en un centro comercial (shopping mall) muy nuevo y en un sitio muy bonito de la zona.  La primera impresión que recibí al entrar es la de estar una una “Disco” de los 70 u 80. Las paredes negras iluminadas con luz ultravioleta, las anfitrionas y dealers escogidas por un jurado de concurso de bellaza con unas minifaldas tan cortas y pegadas al cuerpo que las pobres tienen que hacer malabares para sentarse. Me pude reír mucho cuando una de las dealers se le cayó una carta y otra tenía que agacharse para recogerla del piso, tuvo que hacer milagros para que no se le viera nada…

Pude ver cuatro mesas de blackjack y varias de poker caribeño y dos ruletas. Las reglas son las siguientes:

  • 6 mazos.

  • Profundidad de la carta de corte impresiónate: en el peor de los casos 80% pero la mayoría de los dealers dejan ¾ de mazo sin jugar

  • El dealer se da una sola carta y completa el juego después que todos los jugadores terminen sus jugadas. En caso de que el dealer logre blackjack y el jugador ha doblado o abierto pares, éste pierde todas las apuestas menos en caso de blackjack (ENHC)

  • Se puede abrir pares hasta lograr un máximo de 4 manos inclusive pares de ases aunque con as solo se recibe una carta en cada as.

  • Se puede doblar después de abrir excepto apertura de ases. (DAS)

  • Se puede doblar cualquiera dos primeras cartas (DA2)

  • El jugador se puede rendir con sus dos primeras cartas siempre y cuando el dealer no tenga una as. (ES10)

  • El dealer se planta con 17 duro (S17)

  • Si el jugador se queda solo en la mesa está obligado a jugar dos puestos

  • No hay incremento del mínimo si uno juega más de un puesto, tampoco es obligatorio jugar la misma cantidad en todos los puestos abiertos. (Hay casinos donde si los jugadores desean jugar múltiples puesto, son obligados a apostar como mínimo tantas apuestas mínimas como puestos abra.).

  • Se ofrece la jugada del seguro en forma convencional.

  • Existen algunos premios adicionales tales como:

  • 21 con 6, 7 y 8 paga como blackjack.

  • 7,7,7 de pintas distintas pagan como Blackjack

  • Blackjack de As, K de la misma pinta paga 2:1

  • 7,7,7 de la misma pinta paga un premio especial de Bs. 500.000.

  • Entre 12 del mediodía y 3 de la tarde, se colocan dos Jokers (monos), si el jugador los recibe, cobra 2:1 y se le retiran las cartas.

Los rangos de apuesta en las mesas son de Bs. 5.000 a Bs. 100.000, de Bs. 10.000 a Bs. 150.000 y de Bs. 25.000 a Bs. 200.000. La verdad es que el único favorable es el de la mesa de 5.000 pero ésta se llena muy rápidamente con jugadores inexpertos y viejitas criticonas.

Jugué 3 horas con malos resultados, a pesar de la excelente profundad de corte, en todo el tiempo que jugué se presentaron muy pocas oportunidades con la cuenta favorable. Por otro lado, estaba incómodo por una señora que constantemente me daba clases de cómo jugar blackjack, luego vinieron unos señores mayores que tardaban aproximadamente un minuto entre decisión y decisión y que me tildaban de loco jugando. Para colmo, ese día estaban entrenando a un nuevo grupo de dealers. Fueron horas corrigiendo pagos y verificando suma de valores de cartas.

Una de las dealers nuevas que estaba entrenando era una chica muy alta, muy sexy, un poco rellenita pero que tenía un busto tan grande que no podía ver las fichas del rack cuando pagaba. Tenía un anillo de brillantes (o tal vez diemelite) que cada vez que sus manos pasaban frente a mi puesto me encandilaba como si me hubieran tomado una foto con flash directo a los ojos. Cuando hablaba, me recordaba a una de las dealers robóticas del la máquina Sega diciendo “..21… ahhhhhhhhh”. Lo peor era el perfume, tuve que dejar de jugar a la mitad del primer zapato porque estaba totalmente mareado e intoxicado con el olor… menos mal que solo repartió dos zapatos…..

En lo referente a comida y bebida, el sitio es espléndido, mi esposa y yo almorzamos con sopa de cebolla, crecer de champiñones, y una muy suculenta hamburguesa, bebidas espirituosas y buen café, Digamos que lo que perdí esa tarde fue equivalente al pago de esa comida…



Sumando los gastos de hotel, gasolina y comida y cargándoselos al resultado total del fin de semana, debo decir que fue un viaje muy fructífero y que seguramente voy a repetir más frecuentemente.

¡Viva el Blackjack!