28 de agosto de 2006

No existe dinero fácil.


Después de unos días de vacaciones, donde se juntaron la playa, la piscina, la buena comida, las atracciones y el blackjack, me encuentro de vuelta  la rutina diaria.

Fue un viaje positivo en todos los aspectos y en especial en las mesas. El fogueo de jugar en mesas con malas condiciones, donde hasta hacen trampas hace ver los sitios donde fui como el paraíso.

El tema en cuestión no es hacer un reporte detallado de mi viaje sino de hablar sobre algunos comentarios aquí y en el foro de personas que nos han descubierto después del documental en el History Channel de hace una semana.

¿Ustedes creen que si fuera fácil ganarle al casino, estos siguieran abiertos?

EL negocio del casino es ganar dinero, pero basado en los promedios.

Si los jugadores perdieran todo el tiempo, entonces dejarían de ir al casino. El secreto del éxito de los casinos es que ofrecen juegos donde el margen de la casa es relativamente bajo, de esta forma las personas algunas veces ganan y otras pierden. El promedio es lo que cuenta para el casino. El blackjack la ruleta, el poker caribeño, el punto y banca, los dados, las tragaperras. etc. Son juegos donde el margen de la casa oscila entre el ½% y el 20% de lo apostado. El blackjack en ciertas condiciones permite que el jugador revierta el margen a valores que muy raramente superen el 1% de lo apostado.

Para mi es difícil explicar y para muchos entender que significa es margen de a favor del jugador. Voy a poner un ejemplo para ver si queda claro:

Usted va a jugar blackjack y domina perfectamente la estrategia básica, juega todo el tiempo 5$ no sube la apuesta nunca. Una velocidad razonable de juego debe ser de unas 60 manos por hora, es decir que en una hora usted ha jugado 300$, no es que usted ha sacado 300$ de su bolsillo, usted le ha dado la vuelta al dinero. A veces gana otras pierde, pero al cabo de una hora usted ha jugado 300$. Suponiendo un juego de sies mazos con reglas más o menos razonables, el margen de la casa está por el orden de 0.6%, es decir que la expectativa es perder 0.3 centavos de Dólar por cada 5$ apostados, es decir 1.8$ por hora. Pero existe la variancia o la desviación estándar. Resulta que vino un mal zapato y usted perdió 10 manos seguidas y usted llevó solo 50$ para jugar, entonces se tiene que ir para casita. Otro día usted va a jugar y lo toca un buen zapato y gana 9 manos seguidas y termina ganando esa noche casi el doble de lo que llevó.

Si usted es contador de cartas sube y baja la apuesta según la cuenta, en una hora usted habrá una variedad de apuestas, unas bajas, otras medias otras altas. Lo anterior resulta en una apuesta promedio. Supongamos que su apuesta mínima es 5$ y su apuesta máxima es 50$. Pues en una hora usted probablemente haya logrado un promedio de apuestas de unos 12$. Si usted utiliza un súper sistema de conteo que le garantiza digamos el 1% de ventaja, su expectativa es la de ganar 1.2 centavos de Dólar por cada 12$ apostados es decir 7.2$ la hora. Pero la variancia siempre esta presente, y ¿qué pasa si solo lleva 50$ y pierde una apuesta de 50$?
Si va a contar cartas tiene que llevar dinero suficiente para poder cubrir digamos unas 10 pérdidas de 50$. Si va a jugar de 5$ y va a contar cartas, debe ir al casino con 500$. Si no los tiene, no valla. Si tiene los 500$ pero los necesita para pagar la renta o el colegio, NO VALLA A JUGAR.

A todos mis nuevos lectores les pido que se quiten de la cabeza esa idea de dinero fácil. Leyendo unas páginas en Internet y practicando unas horas no van a hacerse millonarios, ni tampoco acabar con las arcas de los casinos, lo más probable es que sean los casinos los que acaben con sus ahorros.

Para ganar al blackjack se necesita estudio, práctica, capital, tiempo y lamentablemente también suerte. La suerte de tener salud, paciencia y el dinero suficiente para sentarse en una mesa a sabiendas que se puede ganar, pero que la probabilidad de perder está allí.

1 comentario:

Dino dijo...

Carlos

Espero que encuentres mis mails (deben estar perdidos en tu casilla) y los respondas, tengo varias interrogantes.

Con respecto a lo de este artículo, para completarlo deberías hacer que los aspirantes a contadores de cartas lo vean como una especie de "empresa". Donde uno pone un dinero como inversión, pero no tiene garantías de que se multiplicará, ya que la expectativa que nos ofrece la matemática puede ser jaqueada por el estress, problemas personales, o simplemente que nos hechen del casino. Una empresa que aparenta ser perfecta pero tiene demasiadas sorpresas. El hacer que el artículo sea lo más contundente posible ayudará a que gran parte de aspirantes lo piensen dos veces...

Otra recomendación, el incluir una mayor rigurosidad matemática en alguno de tus artículos "espantará" a aquel lector "de pasada", que no esté dispuesto a leer detenidamente un artículo. Es una forma de mostrar que el conteo de cartas tiene su ciencia y su tiempo.

Saludos

Dino