26 de agosto de 2007

No todo puede ser malo todo el tiempo

Como les había comentado en el post anterior, los primeros días en Aruba fueron devastadores. Me toco jugar seis horas diarias en 10 casinos para reponer la pérdida y salir empate desde el punto de vista de mi capital de juego. Lo pude lograr jugando en mesas de baja apuesta hasta que el penúltimo día ya tenia capital para regresar a la mesas de $25

Pero gané en otros sentidos. Uno fue un excelente cena cortesía de uno de los casinos que frecuento por un valor de $100 (US) en un restaurant espectacular. $50 en una rifa en uno de los casinos. También gane en experiencia, y esto no es chiste, ya que la uniformidad en el barajo de varios de los casinos donde jugué me ha permitido afinar un poco mas mis conocimientos sobre Seguimiento de Barajo.

Como decimos en mi país: "Ahora es que me falta" "todavía estoy en pañales" en esas aptitudes de ST y estoy lejos de confiar mi juego en eso, pero me ha permitido en varias oportunidades salvarme de un gran desastre al identificar áreas de agrupamiento de cartas bajas donde la cuenta sube pero uno pierde y áreas de cartas altas donde la cuenta baja y uno gana.

23 de agosto de 2007

Sintomas de varianza negativa

Todos los años en Agosto viajo a Araba, un sitio para descansar y jugar. Una docena de casinos, casi todos con las mismas reglas, son mi diversión lúdica anual. Las reglas son 6D, DA2, DAS, y la muy desagradable H17, pero en todos los casinos ofrecen una excelente profundidad de corte además se juega al estilo americano OBO.

Generalmente mis viajes a esta bella isla son productivos pero en los primeros 3 días de este año realmente has sido devastadores.

A muchos de ustedes que están comenzando en este juego, que ya saben contar y que han disfrutado del placer de ganar y ver que las cosas suceden tal y como dice el “librito” les comento lo que de vez en cuando nos puede pasar también:

  • Llegar a tu primera sesión de juego en el viaje y perder la mitad de tu capital de juego para ese viaje en 2 horas
  • Empatar la mayoría de tus manos de apuesta alta.
  • Y las que no empatas las pierdo por una 21 contra blackjack, 20 contra 21, 19 contra 20.
  • Cada vez que doblas 11 contra 6 recibes una As y el dealer hace 21!
  • Múltiples aperturas de 8 contra cualquier cosa terminan en un desastre
  • Recibir 20 blackjacks y empatar 18
  • Perder 10 manos seguidas con la apuesta máxima mientras el paisano del primer puesto gana todas sus manos pidiendo 12 contra 6, abriendo 3 contra 10 y quedándose 13 contra 8, además de jugar una secuencia terrible (en teoría).
  • Que lo anterior te suceda en varias mesas.
  • Que lo anterior te suceda en varios casinos en tres días seguidos….

Afortunadamente la última sesión ha mostrado síntomas de que la situación se está revirtiendo y ya he podido recupera la mitad de lo perdido en los primeros días, ahora bien, les recomiendo que cuando estas cosas pasen utilicen todos los recursos posibles para cambiar su suerte, entre ellos, ir a una tienda de santería y comprarse unos aceites para la buena suerte, hacer una buena acción y ayudar a alguien, ofrecer limosna y hacerle un buen regalo a tu ser amado. Todo esto para lograr cambiar tu estado de ánimo.

Pero lo mas importante es no perder la calma, yo soy un jugador de “fichas verdes (25$)” y después del golpe de los primeros días he tenido que jugar “fichas rojas (5$)” para poder mantener mi capital de juego.

Lo que no se puede hacer es lo contrario y que es el peor síntoma de la enfermedad del juego: ¡Jugar mas fuerte para recuperar!

El concepto de Kelly de apostar en función del capital es fundamental para subsistir y recuperarse, Es mas lento, es mas difícil ya que hay que jugar en mesas llenas de malos jugadores y las atenciones del casino como invitaciones regalos ya no están a la vista pero el bolsillo lo agradece. Si las cosas siguen en el nuevo rumbo, a lo mejor hasta vuelvo a las mesas verdes y a disfrutar del placer de ganar.

¡Viva el blackjack!

6 de agosto de 2007

Experiencia única!

El movimiento tan interesante en el foro de Yahoo y lo eventual de mi juego de blackjack, ya que en donde me encuentro por motivos profesionales no hay casinos con condiciones razonables de juego muy cercanos, hacen que tenga pocas cosas que contar aquí, pero recientemente he vivido una experiencia si vale la pena compartir:

En un viaje de negocios paré en un pequeño pueblo de Ucrania donde hay un pequeño casino con una mesa de blackjack y 3 de poker caribeño. Al parecer el blackjack no es el juego preferido, al menos de los jugadores en es pueblo, ya que siempre que fui encontré la mesas cerrada mientras que en las mesas de poker había bastante asistencia.

Al final un sábado decidí probar suerte y le pedí que me abrieran la mesa, el gerente en su poco inglés me dijo que solo tenia un dealer capacitado para hacer de crupie en blackjack y que los otros eran aprendices, y me pidió paciencia al respecto. Sus palabras eran como música para mis oídos! Si de algo estoy seguro es que las equivocaciones de los dealers pueden representar un mayor margen de ganancia que la que proporciona el juego en sí, solo debería manejar la situación para "no matar la gallina de los huevos de oro antes de tiempo", y así fue.

El primer dealer fue un dama muy atractiva pero evidentemente era la que sabia repartir bien, era rapidísima, yo jugaba solo dos puestos y probablemente estaba jugando a una velocidad de 120 - 130 manos horas, pero creo que estaba fuera de práctica, se equivocó un par de veces en mi contra y yo muy amablemente la corregí y de paso le dí una pequeña propina (todo eso en lenguaje mímico ya que nadie habla otra cosa que sea ruso) para que entendiera que yo no estaba molesto con ella por el error. Pero así como se equivocó en mi contra también se equivoco muchas veces a mi favor ya que me pagaba mal los blackjack, como estaba jugando en con fichas de 25 Hryvnias (5 Hryvnia equivalen como a 1 US$) y el blackjack debería pagar 37.50, la dama me pagaba 50! cosa que nunca le reclamé. Repartía tan rápido que se equivocaba sumando las cartas y mas de una vez me contó como 21 manos que en realidad valían como 22!

Luego vinieron los dealer inexpertos, como eran novatos el gerente estaba al comienzo en la mesa vigilando, y yo muy paciente corregía todos los errores de los dealers, a mi favor y en contra. Al cabo de media hora, recibí una cena especial cortesía del casino y al parecer el gerente consideró que yo era buena persona (en realidad los soy) así que me dejó solo con los dealers novatos. Obviamente hay una cámara que vigila todo así que no abusé y solo corregí el 100% de los errores en mi contra y el 30% de los errores a mi favor. La pila de fichas en frente a mi crecía y crecía, y varias veces fue necesario que repusieran las fichas en la mesa.

Al parecer el gerente pensó que ya había ganado suficiente y me mandó de nuevo la dealer experta, esta vez no repartió tan rápido y estaba muy pendiente de los errores, pero yo siempre digo que si uno hace bien las cosas, al final deben salir bien. Ese zapato que repartió la niña experta creo que es el mejor que he recibido en mi vida! todo salía como en el "librito" y la cuenta comienza a subir y subir. La carta de corte muy atrás y yo apostando el máximo de la mesa en las dos manos. Gané prácticamente todas las manos y en buena lid, sin correcciones ni errores del dealer.

Decidí que era hora de hacer retirada así que terminé el juego no sin antes dejar una muy sustanciosa propina (probablemente equivalente al sueldo mensual de uno dealer). Ucrania como país recién salido del comunismo todavía tiene sueldos muy bajos y condiciones económicas muy complicadas.

Cuando llevo las fichas al al caja para cambiarlas, la cajera llama por teléfono y me pide que espere un rato que ya traen el dinero. Le dije que saldría un momento a cuadrar un taxi de regreso (todo en señas) y salí a la calle. Cual es mi sorpresa cuando veo al gerente del casino en el cajero automático de la cera de enfrente sacando el dinero para pagarme!

Realmente no fue mucho dinero en forma absoluta, solo que en proporción a los que normalmente se juega en ese casino debe haber sido una suma muy fuerte, pero en Euros no representa mucho mas de los que puedo ganar o perder en una sesión de un casino típica.

No saben lo bien que se siente "vaciar el rack" y poner a sudar a una casino! la experiencia vale mucho mas que el dinero efectivamente ganado!

Viva el Blackjack!