23 de agosto de 2007

Sintomas de varianza negativa

Todos los años en Agosto viajo a Araba, un sitio para descansar y jugar. Una docena de casinos, casi todos con las mismas reglas, son mi diversión lúdica anual. Las reglas son 6D, DA2, DAS, y la muy desagradable H17, pero en todos los casinos ofrecen una excelente profundidad de corte además se juega al estilo americano OBO.

Generalmente mis viajes a esta bella isla son productivos pero en los primeros 3 días de este año realmente has sido devastadores.

A muchos de ustedes que están comenzando en este juego, que ya saben contar y que han disfrutado del placer de ganar y ver que las cosas suceden tal y como dice el “librito” les comento lo que de vez en cuando nos puede pasar también:

  • Llegar a tu primera sesión de juego en el viaje y perder la mitad de tu capital de juego para ese viaje en 2 horas
  • Empatar la mayoría de tus manos de apuesta alta.
  • Y las que no empatas las pierdo por una 21 contra blackjack, 20 contra 21, 19 contra 20.
  • Cada vez que doblas 11 contra 6 recibes una As y el dealer hace 21!
  • Múltiples aperturas de 8 contra cualquier cosa terminan en un desastre
  • Recibir 20 blackjacks y empatar 18
  • Perder 10 manos seguidas con la apuesta máxima mientras el paisano del primer puesto gana todas sus manos pidiendo 12 contra 6, abriendo 3 contra 10 y quedándose 13 contra 8, además de jugar una secuencia terrible (en teoría).
  • Que lo anterior te suceda en varias mesas.
  • Que lo anterior te suceda en varios casinos en tres días seguidos….

Afortunadamente la última sesión ha mostrado síntomas de que la situación se está revirtiendo y ya he podido recupera la mitad de lo perdido en los primeros días, ahora bien, les recomiendo que cuando estas cosas pasen utilicen todos los recursos posibles para cambiar su suerte, entre ellos, ir a una tienda de santería y comprarse unos aceites para la buena suerte, hacer una buena acción y ayudar a alguien, ofrecer limosna y hacerle un buen regalo a tu ser amado. Todo esto para lograr cambiar tu estado de ánimo.

Pero lo mas importante es no perder la calma, yo soy un jugador de “fichas verdes (25$)” y después del golpe de los primeros días he tenido que jugar “fichas rojas (5$)” para poder mantener mi capital de juego.

Lo que no se puede hacer es lo contrario y que es el peor síntoma de la enfermedad del juego: ¡Jugar mas fuerte para recuperar!

El concepto de Kelly de apostar en función del capital es fundamental para subsistir y recuperarse, Es mas lento, es mas difícil ya que hay que jugar en mesas llenas de malos jugadores y las atenciones del casino como invitaciones regalos ya no están a la vista pero el bolsillo lo agradece. Si las cosas siguen en el nuevo rumbo, a lo mejor hasta vuelvo a las mesas verdes y a disfrutar del placer de ganar.

¡Viva el blackjack!

No hay comentarios.: